Cosas que me gustaría ver explicadas en la Prensa|Quien “rentabiliza” la Cesta de la Compra


⌊⌈Añado:_la segunda parte de este post será sobre Quiénes Reciben los Créditos de la Banca y Pagos por Confirming y Quiénes No Reciben Ni Pueden⌉⌋

La revista Expansión publicaba el 16 de abril ,con gran titular, esta “información “

Los Proveedores de Mercadona emplean a 42.000 personas

Y si  lees el artículo , acabarás diciendo ” Mercadona y otras grandes superficies serán quienes no saquen de “la crisis”. En otras palabras, es imprescindible que exista Una Información Económica Asequible al  #hombredelacalle . De momento sólo existe esta “información”, en las #GarrasdelPoderEconómico. Y ¿qué nos van a contar de “sus negocios”… ?  pues eso! Las palabras que acabo de escribir no serían nada, si no estuvieran  “transidas” de la más amarga de las experiencias. La de haber visto en primera línea cómo se arruína un fabricante  y, por supuesto, se envía al paro a toda su plantilla, como consecuencia de las “políticas” de Compras de los grandes distribuidores. Este post se continua con los dos polos de la percepción , la de la calle y la profesional, que se tiene de este “negocio”. Y en cuanto a mi conocimiento de este sector económico, y que puedo ofrecer, aporto algunos datos de cómo “compran” en la práctica las grandes superficies.

  1. La Cuenta  Mercadería, 300/309 Comerciales (que no por azar está en el Activo del Balance)
    Definición
    Bienes adquiridos por la empresa y destinados a la venta sin transformación. Las cuentas 300/309 figurarán en el activo corriente del balance; solamente funcionarán con motivo del cierre del ejercicio. Si las mercaderías en camino son propiedad de la empresa, según las condiciones del contrato, figurarán como existencias al cierre del ejercicio en las respectivas cuentas del subgrupo 30. Esta regla  se aplicará igualmente cuando se encuentren en camino productos, materias, etc., incluidos en los subgrupos siguientes.

    Es gestionada por el  Departamento de Compras de la gran superficie, como un “negocio privativo” . Es decir, que  no  Rendirá Sólo el Margen Comercial  , sino que se buscará “rentabilidad” a la adquisición de estos productos. ¿Son malas prácticas mercantiles? Por supuesto que sí. Pero la casi inexistente normativa de estas “transacciones comerciales” permite a los GRANDES DISTRIBUIDORES “regular” unilateralmente esas operaciones.  A saber (los ejemplos más conocidos, aunque hay otros más perniciosos todavía)

  2. Los “Contratos  de Compras”   “negociados” anualmente Proveedor a Proveedor, incluyen los puntos leonínos irrevocables para cualquier de éllos.     a)   Precios  Fijados desde el departamento de Compras, que reflejan sólamente la “busqueda del beneficio fácil” (qué le ocurre a las necesidades del Negocio del Proveedor?)     b) Rappel sobre ventas anuales de  un mínimo del 3%, que el proveedor deberá RESTAR de su propio margen comercial.   c)  Garantía de Suministro con penalización .  Esto está, naturalmente, contemplado en la ley , para asegurar el abastecimiento. Pero no tiene ese caracter en “los contratos” que comento. Se trata de que  “La Superficie” NO ASUMA STOCKS, SIN VENTA 100% ASEGURADAS. Dicho de otro modo  “Yo Venderé Tus Productos, pero el Almacenamiento Corre de tu Cuenta” … De modo que la gran superficie sólo Se Obliga al Pago de Pedido Servido ,aunque el Proveedor Está Obligado a Producir el Género que Deba Servir, cuando La Tienda Lo Pida.  ¿Se entiende El Riesgo? Así que, el Proveedor ha debido asumir una producción , con coste de Materia Prima y de Personal, que no siempre está seguro que venderá. Y, la “puntilla” , en caso que se produzca un pedido  (incluso fuera de los plazos razonables) y el Proveedor no esté preparado para servirlo en fecha _ así , que lo quieran  el 3/4 y no pueda servirse  hasta el  5/4_  la gran superficie penalizará al Proveedor con el importe total de la factura de la compra en plaza, de esa partida … (como si  Carrefur, Mercadona, Alcampo no nos hubieran tenido nunca sin una determinada marca … pero esas veces fueron por INTERESES) .

Y para seguir ilustrando, sigue

1_ La Opinión de La Calle
Portada » Empresas » Distribución Los proveedores de Mercadona emplean a 42.000 personasLos proveedores de Mercadona emplean a 42.000 personas,Distribuidores y comercio minorista. Expansión.com

06-jun-2011, 23:18    EN UN FORO

  • LA PREGUNTA:
“Sabeís la forma de proceder para vender a una gran superficie?el corte ingles carrefour, mercadona,etc”
  • LAS RESPUESTAS
  1. XXavier
    Las grandes superficies son terribles… Más de uno de sus proveedores tendrá dudas sobre si es rentable seguir vendiéndoles, pero -claro- el volumen que compran es importante, y si les dejas de suministrar, se desequilibra la facturación… Y lo peor que puede suceder es quedar cautivo: le chuparán a uno la sangre sin piedad, y luego desecharán su cadáver. La siguiente historia la conocí directamente, y aunque es de hace tiempo, ilustra el proceder de estos elementos. Hoy, seguro que han empeorado”..
    Un proveedor de cierta gran superficie, digamos que de insecticidas (era otra cosa, pero no quiero concretar) recibió un día la llamada del jefe de compras con el que trataba, que deseaba hablar con él. En la cita, el jefe de compras le explicó que el producto que le compraban era extraordinario… Se vendía mucho mejor que los demás, y había superado largamente las previsiones. Cuando el proveedor vio que le entregaba un papel, pensó que sería alguna felicitación por escrito, pero no… era una factura… Le facturaban los gastos imprevistos que había tenido esa gran superficie por la gestión de la devolución de los productos de la competencia que la muy buena venta del excelente insecticida había impedido vender en el plazo previsto, ocupando espacio de más en el lineal…
    Como es natural, el proveedor del excelente insecticida tuvo que pagar. No fue mucho dinero, pero tuvo que pagar”…


  2. piopio 
“Yo les vendo a carrefour, desde el año 93, en aquella época era fácil entrar en contacto con los jefes de compras.
Hoy en día es dificil, organizan subastas a través de internet te dan cita y una “invitacion” a participar, son unos cabrones si eres proveedor de hace tiempo, te obligan a pujar por debajo del importe de la facturacion del año pasado, exigen portes pagados…
yo la última vez deconecté el ordenador y pasé de ellos…como el género que me consumen es insignificante por la cantidad y es un popurri de varios fabricantes, me llamaron ellos a mi y me dijeron que me compran por el buen servicio prestado durante varios años…jejeje, y una leche!!!.
Es dificil entrar, debes de tener un genero muy exclusivo y arrastrarte a sus pies”

Y más ejemplos …

_____________________________________________

2 _ La Opinión Profesional

 

Asesoramiento Jurídico y Financiero (Octubre 2005)

“Contrato de Distribución o Concesión”

Félix S.Pérez Álvarez, Abogado, Socio del Despacho Seain

“La jurisprudencia mayoritariamente ha establecido que, sin contrato, las obligaciones son del productor, mientras que para el distribuidor todo son derechos, salvo el de pago de las mercancías, y ha reconocido a favor de este último indemnizaciones en caso de resolución sin causa justificada”

empresaria

“Las relaciones comerciales de distribución tienen carácter mercantil, y dado que no están reguladas de forma específica por la normativa, es aconsejable, en mi opinión, recoger en un contrato los derechos y obligaciones de ambas partes”

Los fabricantes o elaboradores se plantean la necesidad de poner sus productos a disposición de los consumidores, lo más cerca posible de su lugar de compra, para facilitar la compra. Lógicamente el productor hará publicidad de los mismos y los señalará con una marca comercial para que se puedan diferenciar de los de su competencia.
 Tradicionalmente el sistema que se utilizaba dependía del potencial económico del fabricante y se concretaba en delegaciones propias e intermediarios (distribuidor) por zonas, territorio o países. La evolución del mercado, la concentración de compra, la  globalización etc… han posibilitado otros sistemas de colocar el producto a disposición del consumidor, como son las grandes superficies, las centrales de compra, las empresas independientes que tienen organización y comercializan otros productos del mismo sector, las delegaciones comerciales o Internet. Esta evolución ha posibilitado la creación de grandes empresas de distribución comercial de muchos productos del mismo sector, cumpliendo la doble función de servicio al productor y al consumidor.
 Con esta problemática el fabricante se plantea decidir el sistema que más le conviene, sin excluir otros. Partimos de que la decisión se inclina por el sistema de contratar con empresas distribuidoras y acuerdos con grandes superficies y centrales de compra (mixto). Las preguntas que se plantean son: ¿Firmar o no un contrato en el que se recogen los acuerdos? ¿Cuál es el consejo profesional? ¿Qué problemas pueden surgir? La respuesta, basada en la experiencia, es que conviene firmar un contrato en el que se recogen las obligaciones entre ambas partes, las clásicas “plantillas” anuales con las grandes superficies.
 Esta opinión está basada en las consecuencias que se producen por la ruptura de estos acuerdos de distribución. La jurisprudencia mayoritariamente ha establecido que, sin contrato, las obligaciones son del productor, mientras que para el distribuidor todo son derechos, salvo el de pago de las mercancías, y ha reconocido a favor de este último indemnizaciones en caso de resolución sin causa justificada.

Regulación de las relaciones comerciales

Después de tomar la decisión de firmar un contrato, el primer dilema que se plantea el profesional del derecho, educado en el sistema europeo continental, es conocer la ley que regula estas relaciones comerciales. En el derecho español no existe normativa que regule ni defina operaciones de compraventa de productos acompañadas de otras obligaciones. La jurisprudencia y la doctrina las han llamado “Distribución/concesión”, “Suministro”, “Compra-venta de tracto continuado”, “Compra- venta y representación (Mixto) y/o Agencia” y “Franquicia”.
 Hay que tener en cuenta el Derecho Comunitario y la problemática que plantean este tipo de contratos que compartimentan el mercado y limitan la libre competencia. Se dan excepciones por sectores y en unas condiciones especiales que se recogen, entre otros, en el Reglamento (CCE) nº 1497/95 de la Comisión de 23 de junio, relativo a la aplicación del apartado 3 del antiguo artículo 81 del Tratado de la CEE. Vehículos automóviles.
 La jurisprudencia ha definido el Contrato de Distribución de manera diferente, y aunque no estoy de acuerdo al 100% con su contenido transcribo la sentencia: (23-3-2004 A.P. Burgos Az 2004\1805). El denominado contrato de concesión consiste en “un acuerdo de voluntades por el cual un comerciante individual o social, concesionario, pone su empresa de distribución al servicio de un fabricante y bajo su supervisión para distribuir en monopolio los productos de este concedente dentro del territorio asignado al efecto. Contiene siempre un pacto en exclusiva, se basa fundamentalmente en la “fides” o confianza mutua y presenta una obligación de prestación del servicio postventa”.

Sigue diciendo la doctrina que dicho contrato se caracteriza por ser un contrato mercantil, tanto desde un punto de vista objetivo, al realizarse actos de mediación favorecedores del tráfico de mercaderías, como subjetivo, por ser comerciantes, tanto el concesionario, como el concedente. Es consensual, atípico y de carácter duradero, en los cuales la causa del contrato incorpora la seguridad de las partes en la permanencia de la relación contractual estipulada. Es sinalagmático pues el concedente, tiene al concesionario y, por lo general, se obliga al suministro obligatorio de cupos mínimos, a la realización de campañas de publicidad, entrega de muestrarios, abono de “rappels” y bonificaciones, etc…, pero siempre, y en cualquier caso, al respeto de la exclusiva de reventa (o cesión en uso) concedida. El concesionario, por su parte y, respectivamente, se obliga a la comercialización de los productos de la obra en la forma cualitativa y cuantitativamente predeterminada en el contrato.

Redacción del contrato

Conocido el derecho y jurisprudencia aplicable, se debe redactar el contrato cuyo contenido dependerá  de los acuerdos que haya alcanzado el productor con su denominado “distribuidor”. Los acuerdos dependen mucho de la potencia comercial del cualquiera de los dos, de la marca, segmento al que va dirigida etc…. En cualquier caso, deberían ser obligaciones sinalagmáticas (te doy, me das), aunque no siempre es así. Si una parte domina a la otra estaríamos ante un contrato de adhesión, que en ciertos sectores son habituales, no obstante, se firma por resultar rentable a ambas partes.
Sin profundizar en el contenido de cada una de las cláusulas del  contrato se hace una mención a los títulos que podrían tener, y su contenido dependerá del acuerdo. (..)
 Seguidamente hay que tener en cuenta las condiciones económicas (los precios de venta al distribuidor-forma de pago-pedidos mínimos, plazo de entrega, rappeles, etc…). En quinto lugar tenemos la organización del distribuidor: personal y medios logísticos (almacén, vehículos etc…). Hay que tener en cuenta que la Jurisprudencia y la Doctrina han definido este tipo de relaciones como “intuitae personae”, aunque no es válido en el caso de grandes compañías distribuidoras. Otros contenidos del contrato serían las obligaciones del fabricante y del distribuidor, la duración y causa de resolución y en un caso, indemnización y preaviso (importante) stock, las marcas (determinar el propietario y las obligaciones del distribuidor respecto a ellas, las causas de resolución, el idioma (en contratos internacionales es aconsejable hacerlo en los idiomas de cada parte) y finalmente la Competencia Territorial y la Ley aplicable (en los contratos de Distribución en los que las partes son de distinto país es aconsejable definir la competencia territorial y el derecho aplicable).

En conclusión, cabe decir que las relaciones comerciales de distribución tienen carácter mercantil, y dado que no están reguladas de forma específica por la normativa, es aconsejable, en mi opinión, recoger en un contrato los derechos y obligaciones de ambas partes.

¿Quién es en realidad Maria Dolores de Cospedal?


Originalmente publicado en Cazadebunkers.com:

RUEDA DE PRENSA MARIA DOLORES COSPEDAL

María Dolores de Cospedal García, es una política española, Presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha desde 2011, y Secretaria General del Partido Popular. Cospedal nació en Madrid el 13 de diciembre de 1965 y se crió en Albacete, estudió en el ColegioLa Anunciata de las monjas dominicas Nuestra Señora del Rosario y posteriormente el bachillerato en el Instituto Sabuco. Uno de sus profesores, el de filosofía, la define como alumna brillante, se trata de Enrique Pérez Castell, por aquellos días director del instituto y profesor de filosofía, después Alcalde de Albacete por el PSOE y, tras dejar la alcaldía, diputado nacional.

Cospedal con las amigas del cole

Sus compañeros no la recuerdan excesivamente vinculada a la política ni apasionada por ella, sin embargo, Cospedal asegura que a ella la política le viene de lejos, que en su casa se hablaba mucho de eso, que su padre era…

Ver original 10.535 palabras más